LA POLILLA

La polilla es también conocida como carcoma de la madera, taladrillo, escarabajo pulverizador, anóbidos y carcoma fina. El adulto mide aproximadamente dos centímetro y medio de largo.

Es de color oscuro, una especie de color castaño entre rojizo y cobrizo. Este insecto se encuentra cubierto por una fina capa de pelos de color amarillento. Cuando los machos adultos salen luego de atacar algún mueble de madera, se los suele encontrar dentro de las casas apoyados sobre las paredes y/o sobre las ventanas. La polilla de la madera vive estimativamente entre las dos y las cuatro semanas. Las hembras copulan y se reproducen muchas veces dentro de la misma madera que han atacado. Por eso, es muy frecuente que las crías de las polillas, una vez llegadas al estado de adultas, reinfesten la misma madera, agravando la situación del material. Los huevos son depositados por la hembra sobre la madera. La cantidad a depositar se estipula entre los dos y los cuatro.

Durante toda su vida, la hembra puede poner como máximo ochenta huevos. Los huevos pasan luego al estado de larvas y son los encargados de comer la madera formando así, las galerías. Estas galerías pueden llegar a tener uno o dos centímetros de diámetro. La larva va creciendo a medida que va creando dichas galerías hasta llegar a los cuatro o cinco mm. Es blanca y tiene un leve encorvamiento que le otorga una forma parecida a la letra C. muebles-apolillados-polillasLas larvas continúan en ese estado durante uno o dos años. Cuando llegan al final de su ciclo, se ubican debajo de la madera y forman una especie de cápsula denominada cámara pupal. La pupa permanece allí durante tres o cuatro semanas, hasta que se convierte en adulta y emerge al exterior comiendo la madera.Este insecto puede estar presente en cualquier tipo de mueble de madera o en cualquier objeto de la casa que esté confeccionado en dicho material. Las larvas que viven dentro de la madera del mueble infestado, van realizando huecos en la misma que conforman las galerías o túneles donde reposan sus huevos. Estas galerías se cruzan unas con otras y la madera, de esta forma, es destruida por dentro.

¿Cómo se apolillan los muebles?

Es muy frecuente encontrar restos de polvo granulados en un ambiente cuyos muebles estén infestados con polilla de la madera o carcoma. Estos restos son orgánicos, se trata del excremento de las polillas. La capa exterior de la madera no presenta ningún cambio. Por eso, se trata de una plaga silenciosa. muebles-apolillados-agujerosNo hay rastros por fuera del mueble que evidencien la presencia de los insectos que se encuentran dentro de él, devorándolo. Sólo una capa superficial muy finita no es dañada por estos insectos permitiendo a los mismos que se reproduzcan sin que el dueño de dicho mueble sospeche la presencia de plaga alguna. Los adultos no se alimentan de madera. Sólo necesitan realizar en ella los orificios de entrada y salida. Este puede llegar a resultar el daño más visible que los muebles apolillados pueden presentar.

Estos orificios pueden medir entre un centímetro y medio y dos centímetros; y son circulares. Los orificios son usados y, luego, son rellenados por las polillas de madera macho para abandonar el nido. Algunos síntomas claros que indican que un mueble o varios de su casa se encuentran infestados con la plaga del carcoma o polilla de la madera son: que sus muebles presenten orificios en su superficie, encontrar alrededor de un mueble de madera un polvo de textura granulada (excremento de la polilla). Se trata de una plaga muy difícil de detectar a tiempo ya que, hasta que los adultos no decidan abandonar el nido, no hay ningún indicio de los estragos que la plaga está haciendo dentro del mueble. Para el tratado de muebles apolillados, la mejor solución radica en llamar a un especialista ya que, a diferencia de otras plagas, no existen remedios caseros para poder tratarla en forma particular. La solución más efectiva la brindará un profesional de la fumigación que posee el entrenamiento y la capacitación adecuada.


Ellos saben cómo vive el insecto, de qué se alimenta, etc. lo que facilita ampliamente la solución para este problema. Un fumigador brindará un diagnóstico adecuado (ya que las personas que desconocen del tema pueden pensar que se trata de determinado insecto y confundirlo con algún otro que posea características similares), pero el profesional raramente se equivocará; identificará exactamente el tipo de plaga del que se trata. El técnico atacará el problema con la calidad que su experiencia en el tratado de plagas le ha brindado, además poseerá las máquinas y las protecciones adecuadas para erradicar la situación. Utilizará productos químicos profesionales aprobados y efectivos, en la dosis justa y específica evitando así, todo tipo de intoxicaciones. La contratación de expertos en el tema le otorgará un ahorro efectivo de tiempo desechando todo intento de remedio casero que, en el caso de la polilla de la madera, no le servirá.  Los expertos y profesionales están actualizados con la última tecnología del mercado. Realizarán el seguimiento adecuado a la situación y le permitirán dormir con tranquilidad sabiendo que sus muebles se encuentran fuera de peligro. Además, los precios, hoy en día, no son demasiado elevados.


 

Si quieres ver más fotos haz clic aquí